Balance 2016 colaborativo en 16 posts

 

15. Cientópolis, una red para la ciencia ciudadana

2016 fue también un gran año para la consolidación y expansión de Cientópolis, una red de organizaciones y proyectos que busca promover y facilitar la ciencia ciudadana. Según la propia definición de Cientópolis, la ciencia ciudadana es “un tipo de colaboración en la cual las actividades científicas son llevadas a cabo por una comunidad de colaboradores”, que “además de incluir algunos científicos y académicos, involucra a ciudadanos comunes sin ningún tipo de preparación científica previa”. En Cientópolis se montó una plataforma web para reunir los diferentes proyectos de ciencia ciudadana, con énfasis en los fomentados por equipos argentinos.

Entre los proyectos que se proponen está el Galaxy Conqueror, un juego diseñado para motivar a voluntarios a marcar potenciales galaxias, que después serán analizadas por un equipo de astrónomos. También el AppEar, una app que invita a jugar, aprender y descubrir sobre ambientes acuáticos, aportando los datos a un mapa en tiempo real del hábitat.

Cientópolis está formado por investigadores y colaboradores de LIFIA, el Centro asociado de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Universidad de la Plata; las facultades de Informática y de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la misma universidad; NOVA, Nuevo Observatorio Virtual Argentino, del Instituto de Astrofísica y Física del Espacio (IAFE) de la Universidad de Buenos Aires. En octubre se sumó también CENIT, Centro de Investigaciones para la Transformación, asociado a UNTREF, que trabaja sobre temas de ciencia abierta. Así, ahora Cientópolis también ofrece un repositorio de casos y ejemplos de ciencia abierta.

Si te gusta, compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *