Comunes 2017 en números: el año de la consolidación

Comunes 2017, un equipo cada vez más grande

En 2015, cuando empezamos a soñar el encuentro Comunes junto a Minka a partir de la invitación del Goethe-Institut, era exactamente eso: un sueño. La ilusión de poder crear un espacio donde hablar de los temas que nos apasionaban: la cultura y las tecnologías del compartir, los nuevos modos de consumo y producción que llevaban a nuevos modos de vida, las alternativas para un mundo más justo y humano. Empezamos a imaginar los ejes básicos de discusión y las personas que queríamos convocar. Así nació la primera edición de Comunes, en mayo de 2016, que dejó la vara bien alta en calidad de participantes y conversaciones.

Para esta segunda edición subimos la apuesta: queríamos una escena todavía más plural. Partíamos desde otro lugar, con el apoyo de muchos de los que habían participado en 2016 y querían involucrarse más en este año. Esto se tradujo en dos acciones con influencia en la programación:

-El núcleo duro de la programación (ejes temáticos, debates centrales, invitados internacionales) fue cocreado junto a casi una docena de organizaciones. Creative Commons, el Centro de Investigaciones para la Transformación, la Fundación Vía Libre, Emprendedoras en Red, la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACTTIC), la Escuela de Economías Colaborativas, la Cátedra Libre de Nuevas Economías y Ártica Online fueron algunas de los participantes de este proceso. También se involucraron más profundamente en la programación las sedes del encuentro, el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini y el Club Cultural Matienzo. Y en el plano internacional, los colectivos Códigos Libres (Venezuela) y Casa Fractal (Colombia) se sumaron al apoyo, de la mano de la gran presencia de la alianza latinoamericana Cultura de Red

-La programación colaborativa, que en 2016 se había asomado tímidamente en las charlas relámpago, esta vez tomó casi la totalidad de los talleres y charlas breves. Gracias a un llamado abierto, personas y colectivos de diversas ciudades y hasta países presentaron propuestas de contenidos. Hubo casi un centenar de solicitudes, que fueron procesadas por el equipo de producción y derivadas a los espacios donde podían ser de mayor provecho: talleres, charlas, charlas relámpago o participación en la feria de ideas.

Estos son algunos de los números del encuentro:

Comunes 2017 en números

Las cifras solo cuentan cuánto pasó. Qué pasó (de todo), en el próximo post.

 

Si te gusta, compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *