Cultura libre del Sur: encuentro online para estrechar redes latinoamericanas

Encuentro de Cultura Libre del Sur

Desde ayer y hasta mañana se celebra el primer Encuentro Online de Cultura Libre del Sur, pensado para reunir a activistas, artistas, creadoras y creadores, investigadoras e investigadores de toda América latina para intercambiar experiencias sobre cultura libre, abierta y colaborativa. Es organizado por Mariana Fossatti y Jorge Gemetto, directores del centro cultural online uruguayo Ártica e integrantes de los capítulos locales de Wikimedia y Creative Commons, entre otras articulaciones;  junto a Nodo Común (Bolivia), Baixa Cultura, Em Rede, Rede das Produtoras Culturais Colaborativas (Brasil) y Ediciones de la Terraza (Argentina).  El encuentro transcurre completamente en internet, a través de canales de YouTube de las diferentes organizaciones.

“La cultura libre es una forma de producir cultura que promueve el intercambio y la creación de obras culturales como bienes comunes de la humanidad. Como idea, existe desde que la cultura existe, pero como propuesta práctica más organizada, nace inspirada en el movimiento del software libre y en las 4 libertades por él fundamentadas, ya en los años 1980 y 1990. La idea de cultura libre se esparce por el mundo a partir de la lucha anticopyright de inicios de los 2000, así como con las licencias libres, de las cuales las más conocidas y exitosas hoy son las Creative Commons (CC)”,  definen en la presentación del encuentro. Y se preguntan: “¿Con las transformaciones de Internet de los últimos años, ¿cómo se entiende en 2018 la idea de la cultura libre?, ¿cuáles son las actuales discusiones que involucran la temática en el sur global?, ¿cuáles son las iniciativas, personas, proyectos, colectivos e instituciones que hoy defienden y actúan en la cultura libre?, ¿cuáles son los desafíos de sostenibilidad de las iniciativas de cultura libre en un mundo donde Internet está cada vez más centralizada? Pasados ​​más de 15 años de la creación de las licencias CC, un hito en la historia reciente de la cultura libre, ¿cuál es el estado actual de la discusión sobre las leyes de derecho de autor?, ¿cuáles son los bienes culturales (publicaciones, películas, música, artes visuales, tecnologías, espacios) producidos en diálogo con la cultura libre?”

En función de estas líneas de pensamiento, organizaron un encuentro 100% online con participación de gente de toda América latina, tanto en las mesas de debate por videoconferencia como en las discusiones que se llevan a cabo en foros y otras en instancias. En redes sociales se puede seguir con el hashtag #CulturaLS18.

Los debates (y nuestra participación en el de inserción en movimientos globales)

Se estructuraron seis mesas, cada una a cargo de otra de las organizaciones convocantes: Políticas públicas y reformas legales y Digitalización y acceso al patrimonio cultural (miércoles 21), Laboratorios, hackerspaces y otros espacios de comunidades locales  y  Redes internacionales. ¿Cómo nos insertamos en un movimiento global?  (jueves 22) y finalmente Producción cultural libre Educación abierta y cultura libre (viernes 23, ¡mañana!).

Tuvimos la alegría de que nos invitaran a participar de la Mesa 4, Redes internacionales. ¿Cómo nos insertamos en un movimiento global?, a las que nos invitaron para hablar del querido Encuentro Comunes. Pero al final hablamos de muchas otras cosas también: de qué significa cultura libre hoy y aquí, de para quién es la cultura libre, de cómo se puede poner sus herramientas y militancias al servicio de las necesidades más urgentes de las comunidades latinoamericanas. Hablamos de democracias amenazadas, de feminismos y diversidades, de cómo ocupar espacios y tejer redes desde el sur. Entre todes: el panel era un lujo. Estaban Constanza Verón, encargada de desarrollo de comunidad de Wikimedia Argentina; Leonardo Sehn, de Porto Alegre, Brasil, hacker de tecnologías abiertas para la ciencia, integrante de TecnoX y de la comunidad GOSH; Juliana Guerra, activista feminista de México; y Rodrigo Savazoni, director del Instituto Procomum y del LabxSantista, en la ciudad de Santos, Brasil. La coordinación quedó a cargo de Leonardo Foletto, de Baixa Cultura. Todo el debate fue muy enriquecedor, y puede verse aquí; si se entra al link de YouTube se verán también los comentarios.

De la riquísima conversación quedaron flotando algunas frases. Una de Juliana Guerra: “¿A qué horas aprendemos?”. Una de Leo Sehn: “Estamos ante una crisis de empatía y de sentido de la comunidad”. Una de Rodrigo Savazoni: “¿Cuál cultura libre?”

Daba para seguir conversando durante horas.  Coincidimos, con una ayudita de Mariana Fossatti desde el chat de YouTube, en que la idea de los comunes funciona como prisma para mirar desde una perspectiva más amplia: “El concepto de ‘comunes’ es clave ahí, es mucho más que lo libre, nos sitúa en la lucha contra el neoliberalismo y la privatización”, decía. También desde el chat, Carlos Luna, de la Rede de produtoras culturais colaborativas, sumó una idea más, tras el debate sobre el sentido de la palabra “libre”: “También podemos disputar la noción de libertad, que viene siendo apropiada por algunos conservadores. Tenemos que volver a la libertad, como decía Amartya Sen.”

Si te gusta, compartilo
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *