De cara al IV Congreso Iberoamericano de Cultura Viva Comunitaria 2019

Cultura Viva Comunitaria

Representantes de 13 países iberoamericanos nos encontramos los pasados 3, 4 y 5 de noviembre en Buenos Aires para generar un espacio de inteligencia colectiva alrededor del lema ‘’Territorios para el buen vivir’’ y caminar bien juntes hacia el 4° Congreso Iberoamericano de Cultura Viva Comunitaria, que se realizará del 10 al 17 de mayo en Argentina.

El encuentro se generará en formato itinerante, recorriendo Argentina para promover la conexión con las diferentes realidades del país, la descentralización del territorio, y posibilitar un trabajo participativo y comunitario. La caravana del congreso dará inicio en San Francisco (Córdoba), pasando por Paraná (Entre Ríos), hasta llegar a San Martín y Hurlingham en Buenos Aires.

Este encuentro preparatorio, gestionado por les compañeres de Cultura Viva Comunitaria Argentina e Ibercultura Viva y acogido por el Hotel 27 de Junio en San Telmo, Buenos Aires, dio la oportunidad de que abriéramos un espacio de imaginarios colectivos, para contextualizar las realidades de los territorios y generar un diálogo y un discurso común. Abordamos la integralidad del congreso atendiendo tres frentes principales de tiempo, gestión y acción: el pre-congreso, el congreso y el post- congreso. En el pre-congreso trabajamos alrededor de los acuerdos de los encuentros y congresos realizados previamente, de los protocolos y líneas de acción, de las dinámicas, de las metodologías, de los ejes del proceso de comunicación y del camino de inteligencia y trabajo colectivo que nos queda por andar de cara el 4° Congreso Iberoamericano de Cultura Viva Comunitaria. En el plano del congreso, concebimos y definimos este como un proceso de acumulación colectiva que va creciendo en espiral cara el intercambio entre iguales, definiendo en este eje los círculos de la palabra como metodología de espacio de intercambio de saberes donde tratar los diversos temas, enfoques, intercambios y articulaciones. Tomamos como base las metodologías colaborativas reales y funcionales implementadas en otros encuentros y congresos. En el post-congreso, tratamos el ‘’cómo’’ de seguir de cara a la continuidad de los diálogos de los círculos de la palabra, donde nace la necesidad de generar una plataforma de acción directa, un consejo de cultura viva comunitaria y un proyecto de larga duración para la acción.

Procesos de construcción autónomos

En este espacio de encuentro pudimos conocer las realidades locales, regionales y nacionales de les compañeres de CVC Argentina, y las realidades políticas y culturales de los territorios participantes, transmitidas por cada representante de organizaciones culturales comunitarias de los 13 países, generando de esta forma una horizontalidad, empatía y conocimiento de la realidad entre iguales. Compartimos sobre la necesidad de generar procesos de construcción autónomos, sobre el trabajo alrededor de los contenidos y metodologías del propio congreso, sobre la necesidad de la diversidad en las metodologías, teniendo en cuenta en el propio proceso los comunes vivos y reales de cada territorio, que solo se pueden dar a través del intercambio de saberes, de la inteligencia colectiva, de la sistematización abierta del conocimiento para el común, y de la participación abierta, real y directa en la articulación del proceso.

Durante tres días vivimos un aire de colectividad, comunidad, cuidados, comunes y de construcción colectiva y autónoma de un nuevo mundo posible que nos hace recibir y acoger el IV Congreso Iberoamericano de Cultura Viva Comunitaria Argentina 2019 con el corazón lleno, y teniendo bien claro que el cambio en este mundo vendrá desde el trabajo común y en red de todos los procesos culturales autónomos de base comunitaria. Toda nuestra admiración a los más de 200 colectivos argentinos que llevan meses trabajando en red en el desarrollo y construcción de la metodología y logística de este 4° Congreso, que llegará como un soplo de que un nuevo mundo es posible aquí y ahora.

Miguel Maciel Carneiro es coordinador del Laboratorio de los Comunes La Casa Colorida, Galicia, España. Se define como activista, comunicador, hacker cultural, técnico en Dependencia y generador de un nuevo mundo posible.

Si te gusta, compartilo
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *