Innovación ciudadana, de la Patagonia a Río

Logo LABICBR - Laboratorio Iberoamericano de Innovación Ciudadana

Los autores, creadores del espacio de proyectos participativos Enjambre, de General Roca, Río Negro, representaron a Argentina en el #LabiCBR y lo cuentan de primera mano. ¡Gracias!

Durante dos semanas del pasado mes de noviembre, un proyecto ciudadano de General Roca, Río Negro, participó activamente del Laboratorio Iberoamericano de Innovación Ciudadana realizado en Río de Janeiro. El proyecto en cuestión es Todas tus Ideas, un proceso de participación iniciado por vecinos y para vecinos de la ciudad. Por su particular metodología, por poner el centro de atención en la construcción colectiva de la ciudad y por su voluntad de vincular el conocimiento técnico presente en las universidades con los saberes cotidianos que poseen los vecinos, Todas tus Ideas fue uno de los 12 proyectos iberoamericanos seleccionados para participar del Laboratorio.

 Interactuar durante 14 días intensivos en el Laboratorio de Innovación Ciudadana fue una experiencia muy rica y un gran desafío. Durante esos días experimentamos el potencial del formato “laboratorio ciudadano” como espacio de debate que permite crear nuevas relaciones o colaboraciones. Lo interesante del formato del laboratorio de innovación es que se presenta como una plataforma para poder pensar y desarrollar soluciones colectivas a problemáticas esenciales para la comunidad. Se ponen así en valor las capacidades que están presentes en la ciudadanía para actuar de forma autónoma y a la par de instituciones públicas como universidades o administraciones locales, regionales o nacionales. Al reunir a personas con diferentes saberes trabajando sobre problemas comunes (pensemos, por ejemplo, en temas de contaminación, movilidad, gestión de residuos, salud pública, educación comunitaria, juventud…), la ciudadanía se involucra en procesos de innovación abierta.

 En Brasil constatamos que estos procesos de innovación social tienen ciertas características en común: su voluntad de compartir y transferir el conocimiento, nivelando los saberes “expertos” con los saberes cotidianos y locales; la convicción de que las alternativas a los problemas complejos de nuestras sociedades necesitan de miradas multidisciplinares e integrales, superando las visiones y abordajes unidimensionales y compartimentados del pasado (y del presente…); y el rol participativo y empoderado que se le asigna al ciudadano como agente activo y conocedor de su entorno, de sus problemáticas pero también de sus potencialidades.

DSC_6663

 La colaboración en este tipo de procesos también resultó muy interesante. Cada uno de los 12 proyectos del Laboratorio estaba compuesto por promotores y colaboradores de diferentes ciudades iberoamericanas. Eso implica poner en común -o acercar- diferentes visiones, experiencias, realidades, disciplinas… Implica también un ejercicio de traducción, y no nos referimos aquí sólo a la traducción entre castellano y portugués, sino al ejercicio de ir sintonizando, de a poco, entre las diferentes percepciones sobre conceptos en común como espacio público, ciudadanía o participación. Notamos que estos momentos de “ruido” conceptual fueron necesarios para acomodar nuestras visiones sobre esos conceptos y para avanzar en un nuevo proyecto durante esos 14 días: “Nuestra ciudad está en juego”.

Consensuamos en tomar la experiencia del proceso de Todas tus Ideas durante 2014 y 2015 y usarla como base para la creación de una metodología para la movilización ciudadana. Aportándole elementos de gamificación, desarrollamos el boceto de una metodología de acompañamiento colaborativo para vecinos o iniciativas ciudadanas que tengan ideas de cambio respecto a cuestiones urbanas. Esta metodología/recomendaciones se compone, además, de una “Caja de Herramientas” (tácticas, dinámicas, acciones…) como marco para una transferencia horizontal de conocimiento. Todo esto plasmado en una plataforma web georreferenciada donde se pueda vincular a ciudadanos “ideadores” con ciudadanos “voluntarios” y con instituciones como universidades, colegios profesionales u ONGs.

A pesar de que el Laboratorio terminó el 30 de noviembre, el grupo detrás de “Nuestra ciudad está en juego” decidió continuar con el proyecto de forma virtual. Entendimos esos 14 días como una excusa para conocernos y empezar a desarrollar unas bases consensuadas y firmes de este nuevo proyecto que ya estamos empezando a desarrollar a base de emails, pads y videoconferencias. Si alguna persona tiene interés en conocer más o colaborar, ¡será bienvenida!

Ideando los mecanismos de participación ciudadana de "Nuestra ciudad está en juego". Laboratorio Iberoamericano de Innovación Ciudadana.

Más allá de los procesos ciudadanos que se dieron cita en Rio de Janeiro (¡todos muy interesantes!), la experiencia del Laboratorio de Innovación demuestra que éste es un camino que muchas instituciones públicas de Iberoamérica están comenzando a transitar. Eso se nota en el rol activo que tuvo el Ministerio de Cultura de Brasil, la Secretaría General Iberoamericana, el Municipio de Río o el Medialab-Prado de Madrid en su organización. Al mismo tiempo, universidades y gobiernos locales participaron del Laboratorio, buscando rediseñar sus espacios en entornos horizontales y flexibles para la participación y el empoderamiento de los ciudadanos.

En nuestras ciudades existen multitud de iniciativas innovadoras que surgen desde los propios ciudadanos y que buscan transformar la realidad social. Los laboratorios ciudadanos muestran la necesidad de que desde los gobiernos se acompañe a estas iniciativas, facilitando este proceso colectivo de aprendizaje, corresponsabilidad y construcción de ciudadanía. La urgencia de muchos de los temas que nos afectan a todos y a todas, y la incapacidad de imaginar prácticas alternativas desde los gobiernos locales hacen que los laboratorios ciudadanos sean una plataforma posible para el desarrollo de una multitud de innovaciones a pequeña escala que tengan como centro a los ciudadanos y sus realidades cotidianas. Nuevas formas de colaboración entre la ciudadanía, la administración pública y, porqué no, también el sector privado; donde ciudadanos activos proponen y se comprometen con lo colectivo mientras la administración pública acompaña y facilita en una relación de igualdad. Creemos que por ahí es el camino.

Proyecto Nuestra ciudad está en juego - Laboratorio Iberoamericano de Innovación Ciudadana

Si te gusta, compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *