Lo que el Netiatón nos dejó

El Netiatón visto desde arriba

Después de meses de preparación y trabajo colaborativo a través de correo electrónico, facebook, google docs, skype y paloma mensajera, la gente de NETI – No Está Todo Inventado celebró el sábado pasado su Netiatón: una gran jornada de diseño colaborativo.  El objetivo era producir un objeto de código abierto, sostenible y que impulse la alimentación responsable. A través del trabajo previo en el foro de Neti se decidió producir una huerta hidropónica y un mate involcable.

Fue en el nuevo Club Cultural Matienzo, uno de los espacios más lindos e inspiradores de Buenos Aires, en el límite entre Palermo, Villa Crespo y Almagro. Temprano, la gente de NETI organizó las herramientas preparadas para el trabajo: impresoras 3D para prototipado rápido, cortadoras láser, y también herramientas analógicas más tradicionales. Se acomodaron mesas pensadas para grupos de discusión, se preparó el sonido en el escenario para pequeñas charlas y se armó el rincón de feria de prototipos, donde se expuso un perchero multiuso, una bicicleta eléctrica y una mesa-planta, entre otras cosas.

Impresora 3 d en pleno trabajo

A partir de las 10 empezaron a llegar los inventores-constructores. Más de 200 personas se habían anotado en el evento en Facebook, y unos 100 se habían pre-registrado en Eventioz. Pero a medida que iba pasando la mañana, ese número quedó corto. Diseñadores, ingenieros, gente de sistemas, artesanos, licenciados en comunicación, especialistas en plantas y huertas, curiosos… Fueron más de 100 los que se acercaron a planear, discutir, dibujar y poner las manos en la masa, o en la maza, o en la cortadora. A diseñar, inventar, construir. A trabajar, gratis, en grupo, por el puro gusto y la satisfacción de ver la potencia de la colaboración, un sábado a la mañana.

Al final, las expectativas quedaron chicas. En vez de una huerta hidropónica doméstica se construyeron tres diseños diferentes, más un circuito electrónico para control de las huertas sobre Arduino y un mate. En el medio, hubo una charla sobre emprendedorismo de Sergio Pikholtz, y otra sobre hidroponía de Miguel Velárdez. Las tres impresoras 3D y la cortadora láser funcionaron todo el día, y la feria de prototipos sorprendió a los visitantes.

Uno de los equipos de trabajo muestra su prototipo de huerta doméstica

Después del Netiatón, la gente de NETI está atrás del próximo desafío: encontrar un lugar para instalar de manera permanente su taller de diseño, creación y construcción colaborativa. Ojalá sea pronto.

 

Si te gusta, compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *