TecnoX 4.0: ética, tecnologías libres y derechos humanos

 

Sabemos desde hace siglos que el conocimiento es poder. Esto se vuelve cada vez más real a medida que las materias primas se abaratan: la clave para casi todo es saber cómo hacerlo. Por eso es que hay tantos esfuerzos para controlar el conocimiento, desde la fórmula de la Coca Cola hasta las leyes de propiedad intelectual y patentes, pasando por las nociones legales de secreto profesional a secreto de estado. Los secretos son redituables para quienes los conocen. La libertad de la información, en cambio, suele considerarse peligrosa.

En una región como América latina y el Caribe, democratizar el conocimiento es simplemente una cuestión de derechos humanos: necesitamos acceder a la ciencia en masa –y poner las manos en la masa- para encontrar soluciones propias a los problemas locales. Es por eso que esta es una de las regiones más prolíficas en inventores, makers y científiques de galpón; especialistas en hacer fuego con dos palitos y encontrarle la vuelta a todo con casi nada, en combinar tecnologías altas y bajas, caseras. Ese talento tiene que poder vincularse con el conocimiento existente para hacerlo florecer y honrar su cualidad transformadora.

Sobre este imperativo descansa la idea misma de cultura libre, código abierto, de software y hardware libre y de tecnologías libres en general. En particular, la comunidad TecnoX se enfoca en las tecnologías que se usan para producir, reproducir y transmitir el conocimiento científico, siempre con foco en resolver problemas locales.

Tecnologías latinoamericanas para América latina

 

TecnoX 2018

TecnoX nació en 2016 en la Universidad de Buenos Aires como una competencia de estudiantes latinoamericanos de ciencias, que presentaban prototipos de proyectos de ciencia y tecnología libres y abiertos, dedicados a abordar problemas locales de relevancia social. La idea era promover las tecnologías abiertas y de bajo costo, así como el aprendizaje lúdico y la colaboración entre equipos y diferentes disciplinas. En la segunda edición, realizada en 2017 en Guadalajara, México, se convocó a estudiantes universitarios, con la salvedad de que “los equipos pueden estar también conformados por académicos, estudiantes de posgrado, profesionales o miembros de laboratorios comunitarios, makers, biohackerspaces o FabLabs”.

A cada año, TecnoX se  alejaba un poco más del formato “concurso académico” para acercarse sin prisa pero sin pausa a las comunidades de educación abierta, ciencia abierta y ciencia ciudadana. “Esta competencia busca generar capital humano, empoderar a la sociedad y promover el uso apropiado de las tecnologías”, aseguraba la organización en el sitio de TecnoX 2018, que se llevó a cabo en Chile. El sitio de la edición 4.0, a cargo de un equipo de Brasil, postula como fin “integrar y fortalecer la colectividad latinoamericana de tecnologías libres y de ciencia ciudadana”.

En la primera edición se puso el foco en proyectos basados en biología sintética y software, pero pronto se amplió a otras disciplinas. Actualmente el rango es cada vez más vasto, desde el biohacking hasta la participación ciudadana y vuelta. Los ejes del encuentro 2018 fueron seis: Tecnologías de libre acceso como mecanismo de inclusión, equidad y democratización tecnológica; Nuevos modelos colaborativos; Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU; Equidad y facilitación; Participación ciudadana y Vinculación con universidades y colegios.

La próxima edición será del 11 al 15 de marzo en las instalaciones del Centro de Tecnología Académica del Instituto de Física de la Universidad Federal de Rio Grande Do Sul, en Porto Alegre, Brasil. El programa se organiza en torno a la relación entre ética, derechos humanos y tecnologías libres, y tiene forma de desconferencia: quienes participen armarán la programación de manera colaborativa. Se puede asistir de forma individual o en equipos, presentando proyectos científicos o tecnológicos o simplemente para participar, conocer de cerca la comunidad y sumarse desde el lugar que cada quien prefiera. Artistas, hackers, curioses de la vida: todes invitades.

Se propone un valor de 60 reales que incluye kit de materiales, pero también existe la opción gasolera por $20 (para estudiantes), y las excepciones: TecnoX es un evento que busca equidad, de modo que la idea es que nadie se quede afuera por el costo de inscripción. Hay tiempo para inscribirse hasta el 7 de diciembre. Todos los detalles aquí.

Si te gusta, compartilo
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *