Viviendo la colaboración

Foto: Facción
Foto: Facción

La convocatoria del encuentro Comunes fue tal que el programa resultante apenas deja tiempo entre una actividad y otra, pero los organizadores no permitieron que nada quedara fuera; y así llegó el espacio “Vivir la colaboración” al evento.

Pensado con un formato de charlas relámpago para favorecer el intercambio, este espacio reunió en la tarde de la segunda jornada de Comunes a más de una decena de ponentes que presentaron proyectos e iniciativas disímiles que se desarrollan bajo los principios de la economía colaborativa.

Las experiencias narradas abarcan diversos espacios de la vida social y se erigen como alternativas que posibilitan la creación de nuevas formas de hacer adoptando conceptos más sustentables y efectivos:

Hospeda cultura es un emprendimiento que desde hace 2 meses ha puesto en funcionamiento una alternativa que se implementó inicialmente en Brasil. La propuesta
de este equipo se basa en el ofrecimiento de hospedaje solidario a agentes culturales que visitan la ciudad y requieren alojamiento.

El proyecto funciona a partir del ofrecimiento de casas de familia para hacer las veces de lugar de hospedaje para estos agentes; la idea es crear una gran red que permita contar cada vez con más sitios para ofrecer y sumarlos a una iniciativa que ya se encuentra presente en otras ciudades de la región.

El proyecto se articula a través de la comunicación vía electrónica y favorece el intercambio de experiencias entre los involucrados, optimiza el empleo recursos humanos, financieros y materiales, además de proporcionar una variante más económica para el desarrollo de actividades con bajo presupuesto.

Ideame es una plataforma de financiamiento colectivo que posibilita la recaudación de recursos monetarios para completar el presupuesto requerido para la implementación de una idea o proyecto.

El dinero en este caso, proviene de una comunidad que ofrece su aporte a cambio de una recompensa, dado el modelo de intercambio que sustenta el funcionamiento de esta herramienta que ya cuenta con presencia en siete países de América Latina.

Hasta ahora se han logrado recaudar a través de la plataforma más de 3 millones de dólares para el financiamiento de más de 1700 ideas, gracias al aporte de aproximadamente 100 mil colaboradores.

En Defensa del Software Libre es un proyecto abocado a la difusión de artículos que sean más críticos sobre los temas vinculados a la política del software libre, cómo se implementan, cómo cambian las relaciones laborales. La poca información disponible al respecto se encuentra generalmente en idioma inglés, parte del trabajo de los integrantes del proyecto es justamente la traducción de los textos seleccionados de manera colaborativa a fin de garantizar su posterior difusión. Para ello se edita y publica en diferentes formatos, lo que incluyen opciones digitales y ejemplares impresos que quedan a disposición de los interesados.

De Mentes Libres es un proyecto que apuesta por la divulgación tecnológica como parte de una grupo de cooperativas miembros de FACTTIC (Federación Argentina de Cooperativas de Tecnología, Innovación y Conocimiento), enfocado en la difusión de los valores del cooperativismo y el trabajo colaborativo.

Esta iniciativa intenta acercarse a niños y adolescentes a partir del desarrollo de talleres que, aparte de transmitir conocimientos técnicos, buscan  facilitar el acceso a la programación y la tecnología en general, la experimentación sobre la relación entre arte y tecnología y fomentar el estudio de carreras vinculadas con las ciencias y la tecnología.

El desarrollo de los talleres se hace sobre la base del principio educativo de la construcción colectiva del conocimiento empleando herramientas diversas; y todo el contenido generado (clases, actividades, etc.) ha sido liberado para que se pueda replicar.

Welp!, por su parte, propone una aplicación que empleando geolocalización y filtros permite el intercambio de artículos y productos entre vecinos, acercándolos y haciéndolos más solidarios.

En sentido general el proyecto propone una alternativa que se adapta a la idea del consumo colaborativo, donde media una herramienta digital para promover la ayuda entre personas cercanas a fin de satisfacer mutuamente sus necesidades de productos y servicios.

Estos son tan solo algunas de las experiencias expuestas en el encuentro; donde lo más rico radica justamente en la posibilidad de escuchar qué hacen otros, cómo pueden aprovecharse las iniciativas presentadas para impulsar o hacer crecer otros proyectos, así como encontrar personas con las que establecer alianzas estratégicas que resulten favorables.

“Vivir la colaboración” dentro de COMUNES abre sin lugar a dudas una puerta al crecimiento y la ampliación de los proyectos presentados, los contactos generados seguramente comenzarán a dar nuevos y mejores frutos para continuar expandiendo la idea de la colaboración como una variante posible y viable para el emprendimiento de muchas más iniciativas.

Si te gusta, compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *