Cómo las cooperativas de plataforma pueden vencer a Estrellas de la Muerte como Uber

ds w logo

El gran Neal Gorenflo, editor de Shareable, pasó por el encuentro Comunes.  Tuvimos oportunidad de charlar con él, en público y en privado, acerca los problemas de percepción y confusiones que traen a la economía colaborativa grandes empresas concentradas como Uber. Con mucha amabilidad, nos permitió que tradujéramos, adaptáramos y publicáramos este artículo, que él publicó orginalmente en Shareable el 3 de noviembre 3 de 2015.

Neal GorenfloTenemos una opción épica ante nosotros entre cooperativas de plataforma y plataformas Estrella de la Muerte, y el tiempo para decidir es ahora. Podría ser la decisión económica más importante que alguna vez hagamos, pero la mayor parte de nosotros ni siquiera sabe ni que tenemos una opción.

¿Y qué es una plataforma Estrella de la Muerte? Bill Johnson de StructureC3 se refirió a Uber y Airbnb como plataformas Estrella de la Muerte en un chat reciente. La etiqueta me golpeó como sorprendentemente apropiada: refleja la ambición cruda y el poder concentrado de estas plataformas, en particular Uber.

La mayor apuesta de Uber es lograr el monopolio global o caer. Levantaron más de 8000 millones de dólares en capital de riesgo, están en camino a hacer más de 10.000 millones en ganancias en 2015, y tienen un estimado de 200.000 conductores que están destruyendo la industria del taxi en más de 300 ciudades de todo el mundo. Hicieron todo esto en solo cinco años. De hecho, alcanzaron una valuación 51.000 millones de dólares más rápido que Facebook, y planean levantar todavía más dinero. Si triunfan, van a ser la startup más valiosa de la historia. Airbnb es casi igual de grande y ambiciosa.

Las cooperativas de plataforma son la alternativa a las Estrellas de la Muerte. Hacen lo que Lisa Gansky reclamó: comparten valor con la gente que las hace valiosas. Combinan una estructura comercial cooperativa con una plataforma en línea para entregar un servicio al mundo real. ¿Y si Uber fuese poseída y manejada por sus conductores? ¿Y si Airbnb fuese poseída y manejada por sus anfitriones? Esto es lo que un movimiento emergente está explorando para la economía colaborativa en una conferencia próxima, “Cooperativismo de plataforma”.

¿Qué fuerzas impulsan el ascenso de las Estrellas de la Muerte?
¿Y qué se juega?

Uber marca una nueva era en emprendedorismo tecnológico. Sus líderes expresan una ideología explícita de dominación y ambición global ilimitada. De hecho, el sector de la tecnología global puede ser uno de los actores sin nacionalidad más poderosos en el mundo de hoy. Y las plataformas Estrella de la Muerte son la vanguardia del sector tecnológico.

Estas plataformas explotan con habilidad la inseguridad económica creciente de hoy y el vacío político. Su modelo de negocio está basado en contratistas precarios. Mezclan tecnología, ideología, diseño, relaciones públicas, organización de la comunidad y lobby en una nueva formulación potente que conquista ciudades y usuarios alrededor del mundo. Se envuelven en un manto de progreso tecnológico, inevitabilidad del libre mercado y hasta bien común.

Los millennials, son descritos como desapegados de las instituciones y conectados a través de redes de amigos, pueden ser los usuarios más ardientes de las plataformas Estrella de la Muerte. El 50% de ellos es políticamente independiente, un aumento enorme sobre generaciones anteriores. Y mientras se alejan de instituciones tradicionales, cada vez más se conectan a través de Estrellas de la Muerte. La mayoría usa estos servicios e implícitamente acepta su ideología ya que las Estrellas de la Muerte enmascaran la complejidad de sus servicios —y su política— detrás de apps hábilmente diseñadas. Como resultado, ellos junto con muchos otros se afilian inconscientemente a un movimiento con objetivos totalitarios, todo por ingresos a menudo insignificantes, ahorros y conveniencia. Es temible pero comprensible. Los millennials estadounidenses sufren la más alta deuda y más bajo empleo de cualquier generación desde la Gran Depresión. Ni mencionar que las Estrellas de la Muerte a menudo entregan un servicio mejor. Yo también los uso de vez en cuando.

Las startups tecnológicas están construyendo plataformas para competir en casi cada sector de servicios con bienes físicos, y a escala global. Estas plataformas coordinan la actividad económica, pero no necesitan poseer bienes materiales clave ni emplear a proveedores de servicios para sacar ganancia. Uber no posee coches ni emplea conductores, pero ha diezmado el negocio del taxi en San Francisco.

Con precios increíblemente bajos, alcance global, interfaces de usuario científicamente desarrolladas y financiación masiva, las plataformas Estrella de la Muerte intentan duplicar esta clase de éxito en cada gran ciudad y sector de servicios alrededor del mundo. Esto hace que al capital de riesgo se le caiga la baba. La multitud de funcionarios que siguen las reglas en diferentes industrias y geografías se las ven difíciles frente al desprecio por la ley, los efectos de red y el poder concentrado de las Estrellas de la Muerte.

A un nivel más profundo, cambios fundamentales en el mundo de las startups están en curso. Las startups tecnológicas se tienen que arriesgar en el mundo de los bienes y servicios materiales ya que en la industria de información intensiva Google, Facebook, Apple, Microsoft, Amazon y otras han establecido sus monopolios globales. La tecnología debe dejar el nido, y las nuevas startups pueden hacerlo porque es considerablemente más rápido, barato y menos arriesgado que antes.

Emprendedorismo de shock y pavor

Uber no levantó cantidades récord de capital de riesgo para desarrollar una nueva tecnología. Su tecnología es pedestre. Combinaron vieja tecnología de una manera nueva, pero eso es relativamente barato de hacer. Los 8000 millones de dólares que reunieron son para establecer un monopolio global -en el mundo real, físico- en el menor tiempo posible. Eso toma un montón de músculo de marketing y lobby, y es realmente caro. ¿Cuáles son los indicadores del poder político en alza de las plataformas Estrella de la Muerte? David Plouffe, ex jefe de campaña de Obama y hoy empleado de Uber, literalmente sitió al alcalde de Portland hasta forzarlo a crear nuevas reglas que le fueran favorables. Uber y Airbnb usan una buena parte de sus más de 10.000 millones de dólares para contratar un ejército global de lobistas. En sus palabras, pusieron “botas en el terreno” en cientos de ciudades.

Cuanto más dinero levantan las plataformas de Estrella de la Muerte, más prensa y más clientes consiguen. Cuanto más rompen las reglas, más prensa y clientes consiguen, lo que les permite levantar más dinero. ¿Huelga de taxistas? ¡Bingo! Y el ciclo se repite. Es una guerra relámpago. Es emprendedorismo de shock y pavor. Es el sonido de un nuevo bloque hegemónico llegando al poder.

Si te indigna el poder de gigantes de la tecnología ahora, esperá a que la tecnología domine la mayoría de los servicios de los cuales dependés para vivir. Si te preocupa cómo las compañías tecnológicas usan tu información personal ahora, esperá a que te puedan rastrear las 24 horas, en línea y desconectado. Si te frustra cómo las compañías tecnológicas ejercen poder sobre vos como usuario ahora, esperá hasta que seas algorítmicamente despedido por una Estrella de la Muerte debido a una mala puntuación arbitraria. Si pensás que empleadores como las compañías de taxi te explotan, esperá a que un titán de la tecnología como Travis Kalanick de Uber se imponga. Si la diversidad de negocios con dueños locales de tu ciudad ya está sufriendo, esperá a que las apps operadas desde Silicon Valley formen una monocultura aún más aburrida e inflexible. Si te enoja la desigualdad sin precedentes de hoy, esperá a que las plataformas Estrella de la Muerte destruyan millones de empleos mientras transfieren más riesgo y costo a los proveedores.

Cooperativas de plataforma, son nuestra única esperanza

Si las cooperativas de plataforma son nuestra única esperanza, entonces estamos en un gran problema. El movimiento está en su infancia. Hay varios desafíos fundamentales, interrelacionados legal, financiera y organizacionalmente en el proceso de formación de cooperativas de plataforma. Nuevas formas organizativas tienen que ser formuladas y esto tomará años. Mientras tanto, las plataformas Estrella de la Muerte conquistarán más territorio en una nueva y más rápida versión en tiempos de Internet. Su guerra relámpago global seguirá a buen ritmo.

La premisa central del cooperativismo de plataforma es que aquellos que crean la mayor parte del valor —proveedores como conductores y anfitriones— deberían poseer y controlar las plataformas. El orden actual tiende a la explotación de los proveedores porque les transfieren el costo y riesgo de proporcionar los servicios. A diferencia de la mayor parte de proveedores de servicios actuales, como compañías de taxi u hoteles, los proveedores de Estrellas de la Muerte son contratistas que no disfrutan de las ventajas y protecciones de los empleados. Las Estrellas de la Muerte confían en este arreglo para evitar los gastos de manejar una fuerza de trabajo y crecer rápidamente. Es verdad que a menudo proporcionan un servicio superior reforzando la tecnología, pero probablemente no serían viables si no explotaran esta enorme ventaja del costo relacionada con el trabajo.

Cómo las cooperativas de plataforma pueden vencer a las Estrellas de la Muerte

1. Incubar las plantillas

Tomará esfuerzos consistentes, concentados y bien financiados resolver los desafíos legales, financieros y organizacionales del proceso de formación de cooperativas de plataforma. No son un paso más arriba de las típicas startups, son un salto transformacional. El camino es actualmente incierto, caro y toma mucho tiempo. Es necesario un camino mejor. Las cooperativas de plataforma tienen que afrontar este desafío junto con el apoyo a largo plazo de una institución arraigada, como una universidad. Esta barrera alta en la formación de cooperativas de plataforma se debe atenuar o este nuevo movimiento morirá en su cuna.

Parte de la magia de las startups tecnológicas es que hay una estructura organizativa, un método de financiación y un camino de desarrollo para emprendedores bien entendido y listo para usar. En otras palabras, hay una plantilla. Las cooperativas de plataforma necesitan plantillas también, pero aquellas que apoyen una diversidad de modelos organizativos. Lo que es necesario es un pequeño número de incubadoras en diferentes ciudades globales que trabajen juntas para dar a luz a la primera ola de cooperativas de plataforma. El truco es conseguir las primeras pocas, y luego desarrollar un ecosistema global que anime la réplica de modelos de trabajo a través de industrias y geografías.

2. Ofrecer un mejor servicio a un precio competitivo

No vamos a olvidar fundamentos comerciales. Las cooperativas de plataforma deben ofrecer un mejor servicio a un precio competitivo para vencer a las Estrellas de la Muerte. Mucho depende simplemente de la mejor ejecución día tras día, pero la estrategia también desempeña un papel importante. El desafío estratégico clave es entender cómo reforzar la misión social de las cooperativas de plataforma, su estructura democrática, para ayudarles a competir. La propiedad y el control del usuario ofrecen ventajas inherentes que provienen de una relación más cautivante y empoderante hacia otros usuarios y la propia empresa. Por ejemplo, las cooperativas de plataforma podrían atraer a usuarios más leales a un costo inferior ofreciendo la propiedad al usuario. En iguales condiciones, usuarios-dueños probablemente darán un mejor servicio que los contratistas. Las cooperativas de plataforma pueden ser capaces de crear una experiencia comunitaria más profunda que Estrellas de la Muerte, que rutinariamente fingen la cultura de la comunidad por beneficio. La misión social de cooperativas de plataforma les podría ayudar a acceder a trabajo y capital más barato que las cooperativas tradicionales. También podrían ganar una ventaja en costo desarrollando una infraestructura de software común o usando plataformas abiertas como ShareTribe o GNUsocial.

3. Llevar la cooperación al siguiente nivel

La naturaleza cerrada de las Estrellas de la Muerte hace casi imposible para ellas tomar parte en la colaboración profunda entre cooperativas como se ve en regiones como Quebec (Canadá), Emilia-Romagna (Italia) y País Vasco ( España). Grupos de pequeñas a medianas cooperativas en estas regiones a menudo compiten con éxito contra grandes multinacionales a través de gestión de redes, colaboraciones formales y la infraestructura compartida como centros de investigación de mercado, bancos y universidades. Estas cooperativas colaboran de un modo mucho más profundo que las compañías de tecnología. De hecho, actúan casi como si fueran un organismo.

Las cooperativas de plataforma deben actuar de manera similar. Por ejemplo, el reemplazo de Airbnb no debería ser otra plataforma global centralizada aún si fuera cooperativa. Debería ser una federación de cooperativas locales interconectadas tecnológicamente (¡Fairbnb!). La plataforma de microblogging GNUsocial es un ejemplo. Cada nodo está en un servidor diferente, pero los usuarios se pueden relacionar a través de nodos. La ventaja es una infraestructura mucho más resistente, controlada por los usuarios y distribuida.

Las cooperativas de plataforma pueden compartir mucho más que el software: incluso datos, reputación digital, conocimiento, mercadotecnia, relaciones públicas, legales, lobby y espacio físico. Y compartir todo esto en una base global —como aconseja la propuesta cooperativa abierta de Michel Bauwens— y a través de industrias. Las ciudades deberían entrar en acción también. Deberían cooperar entre sí y con cooperativas de plataforma para moldear la economía colaborativa para el interés público.

4. Crear un ecosistema para distribuir riqueza

Silicon Valley posiblemente crea y concentra más riqueza que cualquier lugar en la tierra. Detrás de este fenómeno hay un ecosistema potente que incluye la Universidad de Stanford, las firmas de capital de riesgo más grandes del mundo, una cultura emprendedora, servicios profesionales de alta calidad, y más. Este ecosistema parió las Estrellas de la Muerte, y se han beneficiado enormemente de ello. Las cooperativas de plataforma necesitan un ecosistema igualmente potente para competir, pero uno que distribuya la riqueza en vez de concentrarla. Es un pedido difícil, pero las cooperativas de plataforma pueden tener aliados naturales en la creación de tal ecosistema incluyendo gobiernos de las ciudades, sindicatos, organizaciones sin fines de lucro, universidades, el movimiento de software libre y abierto, e inversionistas sociales como cooperativas de crédito, fondos de empresas sociales y fundaciones. Se necesitaron muchas décadas para desplegar el “milagro” en Silicon Valley. Del mismo modo, hará falta un ecosistema para criar este movimiento.

5. Construir un movimiento de masas

Las cooperativas de plataforma tienen la oportunidad de canalizar el gran sentimiento negativo alrededor de plataformas Estrella de la Muerte para impulsar su movimiento. También pueden aprovechar el torbellino de conciencia que las Estrellas de la Muerte están creando sobre la economía colaborativa. Sin embargo, el movimiento se debe reenmarcar al menos de tres modos para aprovechar estas fuerzas potentes.

En primer lugar, el cooperativismo de plataformas debe convertirse en un movimiento populista y transpartidario.

En segundo lugar, se debe cambiar el énfasis de los argumentos: de morales a prácticos, que convenzan a la gente normal de que la visión es factible. ¡La esperanza es esencial! Como las cooperativas tradicionales, las plataformas podrían ofrecer ventajas competitivas inherentes, incluso mejor estructura de costos, mejores condiciones laborales, paga más alta, mejor reputación, resistencia y alineación entre creadores de valor y recompensas.

Finalmente, el énfasis debe cambiar de cooperativas de plataforma formadas por proveedores a un modelo de multiaccionista que podría incluir a proveedores, clientes, fundadores, inversionistas, comunidades geográficas y naturaleza. Las cooperativas de plataforma conducidas por los proveedores son un buen comienzo, pero se toparán finalmente con los mismos problemas que se levantan en cualquier organización cuando un grupo accionista es el que decide. Los inversionistas son una parte normal de la mezcla en cooperativas tradicionales, por tanto no hay razón para que no estén aquí, sobre todo con su poder bajo control como uno de muchos accionistas.

Por tanto una opción épica está ante nosotros. ¿Aceptamos la dominación aburrida, inflexible, monocultural de las plataformas Estrella de la Muerte? Una dominación que será difícil de quitar una vez establecida. Una dominación que pone el mundo en la punta de nuestros dedos, como individuos, mientras nos quita poder colectivamente. Una dominación que podría dañar permanentemente la riqueza, resistencia y capacidades de nuestras comunidades locales, como Douglas Rushkoff sugiere.

¿O trabajamos juntos para construir, como Charles Eisenstein diría, el mundo más hermoso que nuestros corazones saben es posible? Un mundo donde las cooperativas de plataforma manifiesten los valores de los bienes comunes en cada comunidad. Donde nuestra capacidad de manejar nuestros recursos cooperativamente se respete profundamente. Donde el control policéntrico esté garantizado. Donde las leyes, las costumbres y las culturas locales se honren. Donde el interés propio y el bien común se alineen. Donde estemos realmente vivos.

Las probabilidades contra este mundo más hermoso son las mismas probabilidades que Luke Skywalker afrontó contra la Estrella de la Muerte en la Guerra de las Galaxias original. La llave de la victoria es la misma también. Debemos usar la fuerza, pero la fuerza en este caso no es alguna energía mística, la fuerza somos nosotros.

Artículo original http://www.shareable.net/blog/how-platform-coops-can-beat-death-stars-like-uber-to-create-a-real-sharing-economy
Traducción y resumen por Claudio Gutman y Marcela Basch.

Si te gusta, compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *