Entrevista a André Gaul: “Las redes comunitarias tienen mucho que aportar”

André Gaul
Foto: Boris Niehaus (JUST) (CC-BY-NC-ND).

El informático alemán André Gaul puso en marcha lo que la política debate hace años. Cofundó la comunidad Freifunk, con la que se propuso poner a disposición de todos acceso libre a internet mediante el desarrollo de redes libres, en la que cualquiera puede participar. Con este proyecto, una iniciativa sin fines de lucro, muchos refugiados pudieron acceder a internet para poder estar en contacto con sus familias y amigos. Se convirtió así en el principal canal de comunicación para miles de refugiados.

Gaul, matemático y emprendedor, fundó además la plataforma de internet PaperHive, que promueve la cooperación abierta entre científicos y académicos. El reconocido promotor de redes libres comunitarias visitará Buenos Aires del 4 al 7 de mayo para participar del encuentro de economías colaborativas y cultura libre Comunes. Los caminos de la colaboración.

¿En qué consisten las redes de datos comunitarias?

Una red libre comunitaria es una parte de Internet, configurada y mantenida de forma colaborativa. En este caso, “libre” no sólo implica que el acceso a ella es gratuito, sino más bien que cualquier persona puede contribuir a la expansión de la red y que su tráfico de datos no será vigilado ni censurado. En este tipo de redes inalámbricas (también denominadas “redes mesh”) el conjunto de routers conectados conforma una red autónoma en la que el tráfico de datos es enrutado de forma automática a medida que esta se va ampliando. Para su seguridad y para la privacidad de esos datos, se aplica el mismo principio básico válido para el resto de internet: que únicamente el cifrado de punto a punto (mediante estándares como HTTPS y PGP, entre otros) puede llegar a proteger contra el espionaje en línea y otras amenazas similares.

A través de estas redes se puede compartir el acceso a Internet y además ofrecer otros servicios de manera local: sitios web, chat, telefonía y streaming de videojuegos, entre otros. Para ello se conectan entre sí varios routers Wi-Fi que, en conjunto, funcionan como una red inalámbrica de mayor alcance. En Berlín contamos actualmente con unos 800 routers mediante los cuales uno se puede comunicar con otros y ofrecer acceso a Internet para casi toda la ciudad.

¿Se propone Freifunk incidir sobre el sistema de producción, distribución y consumo de contenidos en Internet? ¿De qué manera?

Ya el concepto de red libre comunitaria pone a todos sus integrantes al mismo nivel: cualquier persona puede acceder a los contenidos, como así también producirlos y hacerlos públicos desde una red autogestionada. La comunicación y el acceso a la información son considerados por la comunidad de Freifunk como derechos básicos. Además, no solo se aprende mucho sobre el funcionamiento de internet, sino también a entender cómo se construye con medios propios una parte de la internet.

A menudo, los estados y la economía capitalista fracasan en las cuestiones relacionadas con Internet. Por ejemplo, en la mayoría de albergues para refugiados no se ponen a disposición puntos de acceso a internet. Así, los recién llegados casi no tienen ninguna posibilidad de comunicarse con los familiares y amigos que dejaron atrás. Por ello, la comunidad de Freifunk recurre a la infraestructura disponible y se ocupa de proveer conectividad para albergues de refugiados en toda Alemania.

¿Cuáles son sus expectativas sobre el desarrollo de redes de acceso libre a internet en Latinoamérica?

Tengo esperanzas de que las redes inalámbricas comunitarias lleguen a consolidarse todavía más en Latinoamérica. Ante una infraestructura defectuosa o una situación de crisis económica, las redes comunitarias tienen mucho que aportar. Asimismo pueden fortalecer especialmente los vínculos sociales y acercar más a las personas entre sí. Con algunos proyectos locales como el de Quintana Libre (en la provincia de Córdoba, Argentina), mantenemos desde hace mucho tiempo una estrecha colaboración, que a mí, en particular, me gustaría poder intensificar aún más.

André Gaul participará junto a otros especialistas de la charla Cultura libre y Open Todo el jueves 5 de mayo a las 12 en la Sala Pugliese del Centro Cultural Floreal Gorini. También coordinará el taller Aprender a crear una red inalámbrica comunitaria, libre y descentralizada el viernes 6 de mayo a las 15.30 en la Sala Buenos Aires del Club Cultural Matienzo. 

Yapa:

Video sobre Freifunk, con subtítulos en español
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=vNtxTgzgrwo]

Textos de interés (sólo en alemán)

Ohne Freiwillige kein Internet (Sin voluntarios no hay internet)

Freies WLAN: Freifunker stellen Internet für Flüchtlinge bereit (Redes libres: Freifunk provee internet a los refugiados)

Esta nota se hizo gracias a la inestimable ayuda de Maximiliano Giraldes en traducción y asistencia general.

 

I

Si te gusta, compartilo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *