La doble vida de la ropa usada

Vestido publicado en The Green Closet

Hace unos días, la periodista Nancy Pazos anunció en su página de facebook que está vendiendo la ropa usada de sus hijos. “A veces guardo sin lógica y sin destino. Así que este finde me puse a hacer limpieza de placares de los TNT. Junté bolsas para solidaridad y dejé un puñado de ropa que está impecable, nueva, que me encantaría tener en el talle indicado porque está carisima, entonces decidí que además de ecológico publicar en sitios como Olx o Mercado Libre es una manera de pelearle a la crisis. Lo cuento porque quizás te contagiás. Porque a la vez yo misma empecé a ver cosas publicadas que no eran nuevas pero que estaban impecables…”, dijo.

¡Bien por Nancy! Excelente idea pelearle al consumismo bobo, y bien por hacerlo público con responsabilidad de comunicadora. Lástima que todavía en nuestra sociedad resulta más “normal” tener la casa llena de cosas que no se usan que hacerlas circular. La pobre Nancy fue defenestrada por su iniciativa. Le dijeron de todo, empezando por “muerta de hambre”. Desde el plan C la bancamos, y para ayudar a difundir las posibilidades de la redistribución de ropa va esta nota de nuestra colaboradora Ariadna Boza.

La crisis económica global de 2008, que derivó en una crisis política y social en Estados Unidos, Europa y se extendió en América Latina, fue cambiando las maneras de consumir y popularizando  la economía colaborativa, donde ya no somos simples en consumidores sino ciudadanos coproductores. Hoy usamos la web para poder compartir, regalar, alquilar y vender bienes; comprando ropa usada se evita la tendencia al hiperconsumismo que nos lleva a gastar en prendas que no usamos. Además de los clásicos mercados p2p online como Mercado Libre, OLX o AlaMaula, florecen los sitios que ofrecen comprar y vender ropa usada en buen estado, para estirar la vida útil de las prendas. Dos rubros paradigmáticos son la ropa para niños, que se usa muy poco ya que crecen muy rápido, y los vestidos de novia, que tradicionalmente tienen un solo uso. En la web:

Para mujeres

Renová tu vestidor
Se ofrece indumentaria femenina, calzado, carteras, mochilas y accesorios como pañuelos y guantes, todo en buen estado, y en ocasiones de marca. Se cobra un 25% de comisión por cada prenda vendida. Las compras se realizan con tarjeta de crédito, se puede elegir recibir los productos a domicilio o en una sucursal de OCA. El envío se paga al recibir los productos.

Para chicos

The Green Closet
Paula Giménez, mamá de tres chicos, y Agustina Ricaldoni, mamá de uno, se juntaron para crear esta web donde se puede comprar y vender ropa usada, nueva o casi nueva para niños, niñas y bebés. Uno de los lemas del sitio es “La ropa les queda chica antes de que puedan usarla”; comprando esta ropa, en excelente estado, se ahorra dinero y se colabora con el medio ambiente. También ofrecen ropa para embarazadas. Las compras se pueden hacer en efectivo o con tarjeta de crédito.

Ropanroll
Otro espacio para comprar y vender prendas infantiles usadas. La compra se realiza online y se puede pagar con tarjetas de crédito, transferencia bancaria o efectivo. Para vender ropa hay que pedir una bolsa que se manda sin costo, llenarla y coordinar el horario para que la pasen a retirar. Cuando la bolsa llega a Ropanroll, se seleccionan aquellas prendas que pueden ser vendidas y cumplen con los parámetros de calidad. Después se le envía un correo electrónico al vendedor para informarle a cuánto se venderá la ropa, y para coordinar el pago. Los envíos llegan a toda la Argentina vía correo privado; por el momento, sólo se reciben bolsas con ropa para vender de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, pero hay planes de extender pronto esta área.

Para novias

Vestido de novia

Novias al garage
Sitio que ofrece comprar y vender vestidos de novia usados. Quiebra el tabú de que el vestido de novia se hace a medida, rompiendo el chanchito, y se usa una sola vez. Además, comprando una prenda usada se puede reutilizar la tela y así alargarle la vida. También ofrecen entrevistas personalizadas de una hora donde la futura novia es asesorada sobre que estilo le conviene; puede llevar los modelos elegidos para probárselos. Se paga en efectivo, por depósito bancario o transferencia. Para vender hay dos opciones: se puede dejar la prenda en consignación o sacarle una foto y subirla a la página. En ese caso, no se cobra comisión por venta, pero sí un costo de publicación de $200 por seis meses.

Vestidos con historia
Otra opción para  comprar y vender vestidos de novia. Incluye una entrevista personal donde cada novia puede probarse con tranquilidad el vestido soñado. Se ofrecen facilidades de pago; la prenda puede enviarse por correo o se puede retirar personalmente.

Para futboleros

ReCambio
Es la primera colección colectiva de camisetas de fútbol. Es un sitio que invita a los usuarios a subir sus camisetas para mostrar su colección, intercambiarlas con otras personas, venderlas y comprarlas. los fanáticos de este deporte que no pueden comprarse una camiseta nueva todos los meses, a través de esta web pueden cambiarla por otra que les guste más. ReCambio no cobra comisión; el pago se coordina entre comprador y vendedor de manera directa, utilizando los canales de comunicación del sitio. La entrega del producto, por correo o en persona, también se acuerda entre los usuarios.

Para los que prefieren lo presencial

Galpón de ropa
Feria de ropa sustentable donde se puede comprar y vender prendas usadas, en Loyola 851 (Villa Crespo, Buenos Aires), de miércoles a sábados de 12 a 19 y domingos de 14 a 19. La ropa, siempre de marca y en buen estado, se toma en consignación; cuando se concreta la venta, el dueño original recibe entre un 40% y un 50% del pago.

Yapa:
Otras opciones para redistribuir bienes, sea por compraventa, regalos o canjes.

Si te gusta, compartilo
  •  
  • 12
  •  
  • 18
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    30
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *